viernes, 8 de noviembre de 2013

Kinect y los datos que recolectará

El departamento de comunicación de la división de entretenimiento de Microsoft no ha tenido un año especialmente afortunado. Las deficiencias afectaron al anuncio de la Xbox One y de la nueva versión de Kinect, y las dudas sobre su funcionamiento han hecho que muchos usuarios no entiendan qué datos recolectará este periférico.
Ahora Microsoft ha publicado un documento de ayuda en el cual trata de aclarar todos los términos de funcionamiento de su nueva consola y de Kinect, destacando que aunque el sensor sea capaz de leer las expresiones faciales del jugador y ofrecer una respuesta en consonancia, esos datos no se envían a Microsoft. 

En la llamada “Declaración de privacidad de Xbox“ los responsables de Microsoft explican todos esos parámetros y qué información recopilan o dejan de recopilar. Los puntos más importantes son los siguientes:

  • Los jugadores podrán desconectar Kinect cuando lo deseen.
  • En ciertos juegos, Kinect ofrece estadísticas de nuestra actividad física. Cada jugador podrá decidir cómo se gestionan esos datos y si queremos compartirlos.
  • Los datos que se recogen de la expresión facial son totalmente privados según Microsoft: “Esta información de autenticación se guarda en la consola y no se comparte con nadie“.
  • Microsoft podrá compartir información del usuario “con empresas que hemos contratado y que nos proporcionan servicios“, pero esas empresas deben mantener esa información de forma confidencial. Además en Microsoft pueden “cumplir con la ley o dar respuesta a un proceso legal o a peticiones judiciales, incluidas las de las agencias legales y gubernamentales“.
  • Salvo en esos dos casos, la empresa “no desvelará tus datos personales a terceras partes sin tu consentimiento“.
  • Para juegos que permitan la comunicación dentro del juego, el editor del juego podría tener acceso al contenido de las comunicaciones dentro de ese juego cuando los usuarios estén usando su cuenta con ese editor.
  • Las aplicaciones de terceras partes —como Netflix, por ejemplo— tienen sus propios términos de servicio y privacidad.
  • Microsoft leerá los datos del jugador para servir publicidad más adaptada a cada usuario, pero los usuarios podrán desactivar esa opción.
  • Las aplicaciones de Xbox que hacen uso de la localización en dispositivos Windows Phone “es posible que se envíe periódicamente a Microsoft la ubicación aproximada de tu teléfono para conceder logros, proporcionar recompensas en el juego o personalizarlo”
  • Los datos de pago se almacenan y se usan para “la detección y prevención de fraudes“, y en el comunicado señalan que “Para ello, Microsoft podría compartir sus datos de pago con bancos y otras entidades financieras que procesen transacciones de pago u otros servicios financieros, para la prevención del fraude y la reducción del riesgo de crédito“.
Todas estas cláusulas aclaran los términos de privacidad de la nueva consola de Microsoft y de Kinect 2, pero en algunos casos —como el de compartir datos con terceras partes o con los editores/distribuidores de los juegos— probablemente no convenzan demasiado a los usuarios.
En cualquier caso, no son términos muy distintos a los que normalmente aceptamos al utilizar prácticamente cualquier solución hardware o software actual. Teniendo en cuenta lo farragoso de los términos de uso que presentan esos desarrollos, es de agradecer que al menos Microsoft haya tratado de clarificar esos términos y hacerlos más sencillos de entender a los usuarios de sus futuras Xbox One y Kinect 2.

via | Xataka
Si te ha gustado haz click en la publicidad para poder mantener la web.
GRACIAS

También me puedes seguir por las redes sociales o suscribirte por email para estar informado de las ultimas noticias que publico.

Mas abajo tienes artículos relacionados con este mismo que acabas de leer saludos y gracias por tu visita



Articulos relacionados por categorias