sábado, 26 de enero de 2013

Móvil, llévame de viaje



Las aplicaciones para móviles avanzados —dotados de conexión permanente, mapas y servicios de ubicación GPS— se han convertido en una herramienta muy útil para los viajeros. Durante Fitur, la feria de turismo de Madrid (del 30 de enero al 3 de febrero), veremos a muchas de las empresas y entidades presentes presentar las suyas propias. Las hay de todo tipo: para recibir ofertas de última hora, seguir itinerarios turísticos, traducir o elegir el mejor asiento de avión. A pesar de sus bondades, los teléfonos convertidos en ordenadores de bolsillo siguen teniendo dos asignaturas pendientes: el coste de la conexión a Internet en el extranjero —¿quién no se ha llevado una desagradable sorpresa con la factura de roaming?— y su autonomía, pues a las baterías les cuesta llegar al final del día. Para aprovecharlos al máximo, proponemos una selección de apps viajeras muy prácticas.

Tourist Eye

Hecha por y para viajeros. Creada en España, esta aplicación —gratis tanto para iPhone como para teléfonos que utilizan el sistema Android— toma lo mejor de las redes sociales: compartir la experiencia. Los contenidos son de los propios viajeros. Destaca por la cantidad de información y por su facilidad de uso. Pero lo más interesante es que la aplicación se puede utilizar sin necesidad de pagar roaming en el extranjero. Antes de salir de viaje se descarga la aplicación, se crea un perfil, se escoge el destino y se descarga el mapa con información sobre alojamientos, restaurantes, planes en las fechas escogidas, museos y transporte público. Una vez en el destino no es necesario conectarse a Internet, todo está guardado ya en el móvil. A través del GPS (que no necesita datos), el programa indica la localización en todo momento, imposible perderse y sin sorpresas con la factura telefónica.

Waze

El mejor amigo del conductor y gratis. Esta app es mucho más práctica que un GPS tradicional si se transita por una gran urbe. Hasta Apple quiso comprarla. ¿Por qué es tan apreciada? Aporta información en tiempo real, giro a giro, para llegar al destino. Los conductores que envían información sobre las incidencias encontradas en el camino reciben reconocimientos virtuales —medallitas, puntos y demás caricias cibernéticas— a cambio de aportar datos de controles de policía, carreteras cortadas o accidentes. Cualquier cambio en un mapa aparece primero en esta red social de conductores con más de 30 millones de miembros activos. La pega: en lugares con menos internautas o menos vocación de participación, el servicio flaquea.

Minube

Una aplicación made in Spain con fuerte acento social. El contenido es gratuito y casi siempre creado por otros viajeros, aunque también cuidado y seleccionado por el equipo de Minube. Solo cobran si se quiere descargar contenido especializado; por ejemplo, una ruta de los mejores gin-tonics en Barcelona o rutas para conocer Ámsterdam en bici. El resto es gratis. Se conecta a booking.com para reservar hoteles y a eltenedor.es para restaurantes.

I Need Spain

Solo funciona para iPad, es la única pega, porque por lo demás está cuidada al detalle. Se trata de la aplicación de Turespaña, el organismo oficial encargado de la promoción turística de España. Un regalo para la vista. Permite saltar durante horas por las mejores imágenes, muchas de ellas enviadas a su web por viajeros. Desde el misticismo de la Semana Santa de Sevilla hasta los verdes parajes asturianos, todo tiene cabida a pantalla completa.
La Gran Vía de Madrid, con el edificio Capitol y, al fondo, la Torre de Madrid. / ALFREDO ARIAS

Airbnb

Un ejemplo de la típica empresa que nace en un garaje de California entre un grupo de amigos que no encuentran en Internet lo que necesitan, en su caso una cama en cada esquina del mundo. Una aplicación gratuita perfecta para encontrar alojamientos de alquiler poco habituales, como una casa de árbol en un jardín en Carolina del Norte. Se detalla si el dueño estará o no, si quiere amistad y se ofrece para hacer de guía y enseñar los lugares más prácticos del barrio o si, por el contrario, tan solo quiere dar las llaves y dejar una nota con las instrucciones en caso de que no haya agua caliente o salten los plomos. Interesante también para aquellos que quieran sacar un pellizco alquilando su hogar mientras estén de viaje. La organización se queda una comisión del dinero que recibe el anfitrión; este solo cobra cuando el huésped ha comprobado que todo está como se acordó y pasa la primera noche contratada. Presenta ofertas en 192 países. Conviene leer experiencias de otros viajeros para dar con la mejor opción.

WordLens

¿Qué sucede cuando uno se encuentra en el extranjero ante un cartel en inglés que no entiende? ¿Y ante esa carta con suculentos y a la vez indescifrables manjares? Basta con apuntar con un móvil de Apple o Google y sacar una imagen del texto. Tras unos segundos de rastreo, como si fuera un escáner, esta aplicación devuelve la misma imagen con el texto traducido al idioma deseado. Para Android cuesta 3,99 euros y existen con tres grupos de idiomas: inglés-español, inglés-francés e inglés-italiano.

Bussuu

La comunidad online para aprender idiomas tiene una aplicación específica de inglés para viajeros. Cuesta 4,49 euros y solo existe para iPhone, pero merece la pena. Además, realiza un seguimiento de los progresos del alumno. Perfecto para aterrizar en Londres con cierta solvencia idiomática.
Una aplicación para móvil que ayuda a encontrar taxi. /ALFREDO ARIAS

Lonely Planet

Las guías de la editorial Lonely Planet han sabido ponerse al día sin perder parte de su esencia alternativa y, en ocasiones, transgresora. Sus autores conocen muy bien los destinos y suministran las mejores pistas sobre alojamientos de bajo coste o joyas gastronómicas. Una vez descargada, se tiene para siempre, aunque el contenido se va enriqueciendo y actualizando, por lo que se amortizan mejor que la versión en papel. Existen guías móviles para 25 ciudades del mundo, de Ámsterdam a Washington. Para Android cuestan 0,72 euros por destino, aunque conviene estar atento a las fluctuaciones de precios y las ofertas puntuales.

Seat Guru

Una maravilla o un verdadero infierno. El asiento del avión suele ser una lotería. Seat Guru, aplicación gratuita, pertenece a la web de críticas viajeras TripAdvisor. Sencilla y clara, sirve para una cosa muy concreta, pero valiosa: escoger el mejor asiento en cada vuelo. Basta introducir el número de vuelo y compañía para poder evitar ese 23D que, precisamente, está junto al baño. Mejor el 28B o C, que en ese modelo de Boeing tiene un enchufe bajo la butaca. La tecnología lleva a otro nivel la clásica pregunta: ¿ventanilla o pasillo?

iWifi

El mejor aliado contra los costes del roaming, los gastos generados al llamar o conectarse a Internet en el extranjero. A través de la conexión por GPS, esta aplicación indica si hay redes wifi abiertas y gratuitas al alcance del móvil. ¿Quién no quiere mandar a los amigos una foto desde los aledaños de la Estatua de la Libertad? Encuentra lo que el móvil no es capaz y cuenta con registros de redes de más de 150 países. Es gratis, pero solo existe para iPhone.

XE Currency

¿Me estarán engañando con los dirhams en el bazar? ¿Compensa pagar 1.200 reales por una marioneta? El conversor de moneda es básico en cuanto se sale de la zona euro. Es gratis y está en cualquier sistema operativo. Actualiza la cotización a diario y permite comparaciones al instante entre monedas. La aplicación móvil lleva incorporada una calculadora, muy práctica cuando los precios de las cosas no incluyen los impuestos. Pero necesita una conexión a Internet.

Convertworld

¿Puedo seguir 60 millas más con un galón de gasolina bajo 80 grados de temperatura y con mis 190 libras de peso? ¿Suena a chino? Gracias a la aplicación convertworld es fácil descifrar la pregunta. Esta aplicación traduce medidas de longitud, peso, volumen... Existe una versión gratuita y otra profesional por 0,95 euros. Se descarga antes del viaje y ya no necesita más conexión a Internet.

Tripomatic

Pensada para los perezosos con los preliminares. Los que disfrutan del viaje, pero no tanto con los preparativos. Se indica un destino deseado y fechas, se espera mientras el motor de la aplicación rastrea la Red y en unos instantes presenta posibles planes con ofertas de avión, hotel, eventos durante esos días y lugares de interés señalados en un mapa. La aplicación se lleva una comisión si se contrata a través de sus sugerencias, pero es gratis para el usuario. Diseño muy cuidado.

TripIt

La bitácora, en el sentido más clásico, de bolsillo. Permite anotar día a día los planes en un entorno cuidado y agradable. Desde que se decide el destino hasta que se vuelve a casa. Al conectarse con redes sociales permite comprobar qué amigos coincidirán durante el viaje en el destino. También se pueden ver amigos de amigos. La soledad está muy bien, cuando se elige. Solo para iPhone.

We trip

Podría definirse como una red de mochileros unidos. Esta app está pensada para grupos de nómadas, plantea el viaje y reparte responsabilidades: quién lleva qué, quién debe dinero a quién o a cuánto sale la cena. Potencia el lado lúdico al invitar a subir comentarios y fotos de los momentos compartidos. Solo para el móvil de Apple.

¡Taxi!

Llueve, es de noche, domingo, y la marabunta que sale de un partido o de un espectáculo busca con desesperación un taxi. Aquí llega Gootaxi, Taxigo, Wannataxi, Uber… y otra serie de aplicaciones similares que sirven para pedir un taxi y que te llegue el más próximo, con el tiempo de tardanza y lo que cobrará. Muy útil, pero hay que informarse antes del viaje para descargar la aplicación que mejor funcione en cada ciudad de destino.
via | El Pais
Si te ha gustado haz click en la publicidad para poder mantener la web.
GRACIAS

También me puedes seguir por las redes sociales o suscribirte por email para estar informado de las ultimas noticias que publico.

Mas abajo tienes artículos relacionados con este mismo que acabas de leer saludos y gracias por tu visita



Articulos relacionados por categorias